Mi Querido Tiburón.

Football Money League: La TV ya domina el fútbol

Un año más Deloitte lanza su estudio sobre los clubes que más ingresos generan, deparando algunos detalles curiosos. Jugar unos cuartos de final de Champions ya requiere de media unos ingresos anuales de 255 millones.

No es una cuestión novedosa afirmar que la televisión ha adquirido un papel fundamental en la economía balompédica, simplemente, echando un vistazo a la Football Money League de 2016, realizada anualmente por la consultora Deloitte, se constata el incremento de su influencia en las finanzas de los clubes. Sobre esa base, entidades como el Real Madrid y el FC Barcelona han construido en los últimos ocho años su actual estatus, una ventaja de la que no gozaban sus competidores europeos, ni siquiera sus rivales locales, y que está a punto de finalizar.

Top-20 de clubes más ricos del mundo

La hegemonia madridista como entidad más rica del panorama dará lugar al sorprasso del Manchester United durante 2016 – por primera vez en casi una década – según afirma Deloitte en su estudio. Cuando contabilice sus sucosos contratos con adidas (75M anuales) y Chevrolet (53M por temporada),  y el nuevo acuerdo televisivo del que dispondrá la Premier League iguale la desventaja de las entidades británicas respecto al reparto a la carta imperante en la LFP.

Un punto fundamental, ya que ha llevado a los dos grandes españoles a vivir en una especie de mundo ficticio. En aspectos comerciales siempre han estado muy por debajo del resto de potencias dejando episodios sonados en sus fracasados intentos por conseguir contratos que les equiparen a sus homólogos ingleses. Éste nunca dejó de ser un mercado pequeño a pesar de contar con tales gigantes. Su lugar en el último curso, a pesar de haber mejorado notablemente en los últimos tiempos, es el cuarto y quinto puesto del certamen económico europeo en dicha partida.

Si se observa el gráfico que abre esta información, se puede ver como sólo son capaces de destacar en ganancias televisivas.

Y ésa, la televisiva, es la razón por la que la Premier sitúa a 9 clubes en el Top-20; 17 sumando a los 30 primeros clasificados. Que en conjunto representaron una facturación de 3000 millones de euros durante 2015.

Ingresos récord y crecimiento a la baja

Por primera vez, los tres mejores superan los 500 millones de ingresos anuales, estando el cuarto y quinto clasificado en el umbral de esa cifra. Un dato positivo, ya que las ganancias de las grandes entidades europeas aumentaron un 8% en el último año, representado en 6,600 millones de euros más que en el ejercicio anterior.

Aunque no se puede perder de vista una pequeña desacelaración en la economía del fútbol, ya que la tasa de crecimiento en el mundo del balón disminuyó del 11% anual al 4%. Una cifra bastante buena si se tiene en cuenta que las previsiones del FMI para la zona Euro no superan el 1,5%.

Las diferencias, en un fútbol cada vez más polarizado y con una brecha entre ricos y pobres más acentuada que nunca, también queda reflejada entre los participantes de la Football Money League. La distancia que separa al décimo clasificado del undécimo aumentó en 43M. Y las diferencias entre el primero y el último han variado de los 405 millones de hace dos años a los 410 en el presente estudio.

Más tele, menos comercio

Uno de los secretos del buen hacer de los clubes de la Bundesliga reside, paradójicamente, en su marginalidad televisiva. Sus ingresos, tras la quiebra de las operadoras en 2002, resultan raquíticos, obligados desde entonces a echar mano de iniciativas comerciales, planes expansivos y de unos esfuerzos en marketing que les sitúan a la vanguardia del mundo del fútbol, compensando así contratos que, en el mejor de los casos, apenas superan los 30 millones anuales.

Todo lo contrario al ejemplo italiano, donde, básicamente, las entidades no reciben más ingresos que los provenientes de las televisiones. No sorprende ya que las partidas por taquilla y matchday en el Calcio alcancen el 11% de los ingresos de la liga.

Actividad en redes sociales

Aunque hay casos llamativos, como el del Milan, el cual en los últimos tiempos supo voltear la tendencia hasta conseguir que los ingresos comerciales representen para ellos el 49% de sus ganancias. Parámetros más propios de la Bundesliga.

Pero sí es llamativo que este aspecto empiece a destacar en el fútbol inglés. Tan dado a la explotación americana de su deporte rey. Es lógico que en los ingresos del Everton, un club instalado en el tradicionalismo y la raigambre barrial, representen los asuntos de la televisión el 69% del total de sus ganancias anuales. Pero no que en el Tottenham aglutinen ya el 50% o en el Newcastle el 60%.

En los grandes es una tendencia que todavía no alcanzó relevancia tan pronunciada, aunque la influencia de la TV se disparó hasta el 40% en Chelsea, Liverpool y Manchester City.  En el Man.United ese aspecto queda reducido al 27% debido a su monstruosa capacidad para generar ingresos comerciales (51%), que van desde patrocinios millonarios para sus equipaciones de entrenamiento al naming de la ciudad deportiva.

En todo el estudio, contando con un total de 30 clubes, apenas hay uno, el Arsenal, que no responde a una situación de polarización. En casi todos los ejemplos vemos como dependiendo de su realidad, unos viven de la Televisión o de los ingresos comerciales, con unos desequilibrios entre el resto de partidas bastante pronunciados. Los residentes del Emirates, ejemplar en casi todo, siguen manteniendo como principio inamovible la regla del 30%. Que es como se reparten sus ganancias por taquilla, televisión y explotación comercial. Una regla, que en todos los manuales de economía, se entiende como la situación perfecta para una empresa.

Entidades donde la influencia de la TV es mayor

69% Everton
65% West Ham
63% Roma
61% Juventus
60% Inter
60% Newcastle
50% Tottenham
49% Atlético

Entidades donde los ingresos comerciales predominan

62% PSG
59% Bayern
52% BVB
51% Man.United
49% Man.City
49% Schalke
49% Milan
43% Real Madrid
43% Barcelona

Una Champions a 255 millones por barba

No es casualidad que los líderes de la FML (Football Money League) y los dominadores de la Champions coincidan en sus posiciones. El fútbol, y en especial la máxima competición continental, va camino de convertirse en coto privado para entidades multimillonarias. Cuya voracidad se lleve por delante a todo el que no sepa construirse un bonito yate capaz de navegar en esas aguas. Ya estamos viendo casos llamativos, como que el Celta, uno de los mejores equipos de la actual temporada, pierda a sus mejores jugadores en el mercado de enero a manos del primer y segundo clasificado.

Si observamos los últimos cuartos de final de la Champions y hacemos una media podremos ver que son necesarios unos ingresos anuales de 255 millones para construir un equipo capaz de llegar a las rondas importantes. Si tenemos en cuenta que por el camino, debido a enfrentamientos directos entre ellos, se quedaron entidades como el Arsenal, Man.City o BVB, la media necesaria se dispara en unos cuantos millones más.

No es de extrañar pues que la élite europea genere unos 18,2 millones de euros al día y suponga unos 2,2 billones anuales en televisión.

Los problemas del VCF, problemas son

Hace demasiados años que el Valencia dejó de aparecer en la Football Money League, progresivamente ha ido cayendo puestos, del 15º al 20º, pasando por el 31º, hasta no ser capaz siquiera de situarse entre los 40 mejores. En el último lustro hemos ido viendo, y advirtiendo, de como entes como el Nápoles le han comido terreno hasta superarle en todas las facetas.

Tristemente, el club de Mestalla ha igualado sus realidades. Hasta no hace mucho era una entidad alejada de la élite económica mundial, un club de tercer-cuarto escalón financiero; aunque un habitual en ella en el terreno de juego. En la actualidad, no es nadie en ninguna faceta. En 2015 la SAD comandada por Peter Lim fue superada ampliamente por clubes como el Galatasaray, Leicester, Swansea o Stoke City. Unas diferencias que aumentarán por mucho en los próximos cursos si la entidad del murciélago no es capaz de enderezar sus rumbos.

Es cierto que penaliza que el curso pasado no se compitiera en Europa, y que desde hace tres años se esté desprovisto de un (o varios) patrocinador principal, teniendo que sobrevivir con unos raquíticos 70 millones de euros en ingresos básicos. Pero trasportando los ingresos actuales, incluyendo el maná de la Champions, forjados en los 114 millones, no le daría para situarse entre los 30 mejores, a años luz de Southampton (149M) o Leicester City (137M).

El nuevo contrato de televisión fortalecerá más aún su economía, pero no es menos triste observar la menguante evolución de las finanzas de la entidad. En 2008 el club generaba unos ingresos comerciales cercanos a los 10 millones de euros sólo entre sus cuatro principales patrocinadores. En la actualidad, a duras penas llega a cuatro millones, ya que las marcas asociadas no aportan cantidades económicas significativas. Lejos quedan aquellos tiempos donde la taquilla granjeaba 25 millones de euros, y Mestalla permitía al Valencia estar entre los mejores entes de Europa en ingresos por matchday. Ahora, un estadio como White Hart Lane, con 34 mil plazas, genera cinco veces más de lo que es capaz de producir el estadio de la avenida de Suecia.

Esa partida se ha visto reducida hasta los 11 millones, y parece que irá menguando en el futuro próximo, lo que supone una pérdida de 14 millones de euros en los últimos cinco años. Muy similar a lo sufrido en el aspecto comercial, de los 22 millones de 2009 se pasó a los 11 de la 14/15.

Los ingresos actuales del Valencia se reducen a unos pírricos 48M por televisión; 11 por matchday y 11 más por explotación comercial. Añadidos los bonus por competiciones europeas siguen conformando unos ingresos insuficientes para construir una maquina competitiva para la realidad actual del fútbol.

1 comment on “Football Money League: La TV ya domina el fútbol

  1. Pingback: El precio de ir al fútbol – THE BARRACA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s